a
Revista Digital Hacemos  /  Somos

¿Puedo Flotar?: Temperamentos

En una nueva entrega para Ágora Chile, Galia Arriagada nos comenta sobre “¿Puedo Flotar? lo último del Banch y Kaori Ito.

“Are you contemporary dancer?” es una de las tantas interrogantes que invita al público a contemplar la obra ¿Puedo Flotar? del Ballet Nacional Chileno (BANCH), dando inicio a una nueva temporada de danza en el Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile (CEAC). En esta ocasión la coreografía está a cargo de Kaori Ito, bailarina japonesa que visitó Chile presentando Plexus en el Festival Internacional Santiago a Mil 2016.

Considerando que es un elenco numeroso, la pretensión por remarcar a cada individuo en escena es interesante. En general, los bailarines utilizan un vestuario uniforme como colectivo, pero en este caso, el BANCH resalta las diferencias de los integrantes. A primera vista se refleja en la ropa debido al estilo de una identidad particular, sumado a un color distintivo que permite profundizar sobre la personalidad y energía. Hay momentos grupales donde la coordinación es bastante precisa y aun así logran diferenciarse. En palabras de Kaori Ito “cada uno tiene un humor específico, fortalezas y fragilidades”.

La obra se enmarca en el ciclo llamado “Danza y Pintura”, lo cual enfatiza la intención de presentar un flujo de situaciones cotidianas y/o ficcionales desde una sensibilidad pictórica. Esto se relaciona al color que representa cada bailarín y cómo se desenvuelve de manera personal, en contacto con otro o con el grupo. El espectador está bombardeado por una variada gama de estímulos, al punto de que decidir si seguir a un bailarín o intentar ver el cuadro entero, es un desafío para la atención.

El elenco está en movimiento durante una hora sin salir del escenario, por lo mismo hay una mínima inestabilidad en cuanto a soltar el cuerpo cuando el foco está en un bailarín. Por ejemplo la alusión a una audición de danza, la atención está en un bailarín mientras el resto del elenco está quieto alrededor, sentados o de pie, observando desde un cuerpo fatigado, en consecuencia perjudica a quién tiene el rol principal en ese minuto porque la visual panorámica es densa, proyecta pereza, desde la mirada del espectador se percibe ese “tiempo muerto” que debilita el trabajo del intérprete que está realizando un solo. Es comprensible el cansancio y la alta resistencia corporal a lo largo de la obra, aun así se podría disimular aquellos sucesos de extenuación.

¿Puedo Flotar? es una obra lúdica y entretenida, pero de contenido disperso, como un surtido de temáticas que extravía la seguridad de responder sobre qué trata la obra y el título. El espectáculo muestra un viaje dinámico de cuerpos heterogéneos que toma peso en el cuestionamiento de la danza contemporánea, puesto que exhibe la perspectiva de los bailarines desde una mirada crítica del oficio, cargada de humor negro, burlándose de esta categoría actual donde no hay límites para la danza y puede resultar siendo un absurdo.

Conforme a la trama inconexa envuelta de locura, se pueden desprender materias complejas en torno al mundo interno del ser humano, el estereotipo de bailarín contemporáneo y  la sociedad “selfista”.

El sello de Kaori Ito subyace en algunos fragmentos de la obra, notorio en los movimientos histriónicos y el control sobre el cuerpo en cámara lenta. Su carrera como bailarina ha sido destacable. No obstante como coreógrafa del BANCH  fue un trabajo ansioso, travieso, siendo una responsabilidad compartida con el director Mathieu Guilhaumon.

¿Cuándo?

Funciones
Hasta el 21 de mayo / 2016

vi – sa 20 hrs

Lugar
Teatro Universidad de Chile (Baquedano)

Compartir Con: