a
Revista Digital Hacemos  /  Somos

Temporada 2018: 4 obras que deberías ver si entraste a estudiar artes escénicas

¿Recién entrando a estudiar artes escénicas? En Hiedra reunimos las principales obras de teatro y danza que no puedes dejar de ver durante marzo/abril si quieres conocer quién es quién en la escena local.

Hace un buen tiempo que no veíamos un inicio de temporada con reposiciones tan potentes. Se nos quedan varias fuera, pero acá te dejamos 4 obras y un bonus track para ver durante marzo y abril.

img_liceo_de_ninas_hiedra

Liceo de niñas

La compañía teatral La Pieza Oscura, liderada por Nona Fernández y Marcelo Leonart estrenó Liceo de niñas en 2015 en el Teatro UC. La dramaturgia corrió por cuenta de Nona Fernández, quien además de actriz es escritora y guionista. A la dirección de Leonart, quien recientemente dirigió Noche Mapuche, último montaje de la compañía, se suman las actuaciones de Roxana Naranjo (fundadora de Teatro La Puerta), Carmina Riego (recientemente la vimos en el remontaje 99 La Morgue de Ramón Griffero) Francisco Medina (fundador de Teatro Niño Proletario), Felipe Zepeda (integrante de la aplaudida compañía La Niña Horrible), Catalina Devia (destacada diseñadora teatral y docente, también parte de Niño Proletario ) y Andrés Poirot (experimentado iluminador escénico y docente), entre otros.

Liceo de niñas cuenta la historia de 3 liceanas que han permanecido ocultas en un ducto subterráneo de su colegio luego de que la toma del liceo fuera desalojada… el año 85. El cruce temporal, el desconcierto epocal y la sensación de una historia que se repite una y otra vez son elementos con los que juegan Fernández y Leonart. Se suma a ello un humor negro negro y un exceso narrativo (que no deja de pasar la cuenta en su intención de querer decirlo todo).

Desde el 15 de marzo al 14 de abril en el Teatro Nacional Chileno.

IMG-DELIRIO-HIEDRA

Delirio

Heidrun Breier, recientemente protagonista del monólogo GAZ dirigido por Guillermo Ugalde, dirige este montaje estrenado por primera vez en 2014. La dramaturgia corre por cuenta de Falk Richter, quien escribió Delirio (la obra se llama Rausch en alemán) en 2012, en el contexto de la crisis de la Unión Europea y a 4 años de la gran crisis financiera nacida en EE.UU. Tomando elementos como la globalización digital, la mundialización del capitalismo, la soledad del sujeto en redes sociales y el traspaso de una época de certezas a una modernidad líquida, Richter nos muestra a una pareja presa de sus propias pretensiones amorosas que busca un segundo aire en la terapia de parejas y en los movimientos ciudadanos que están teniendo lugar. Nestor Cantillana, Macarena Teke y Eduardo Herrera son quienes dan vida a la puesta en escena.

Hasta fines de marzo en Teatro Camilo Henríquez.

img_malen

Malen

Malen es una obra de danza dirigida por Ricardo Curaqueo. En la puesta en escena se juegan dos cuestiones fundamentales: la representación de lo mapuche a través del cuerpo femenino. En efecto, ser mapuche y ser mujer son las cuestiones que anudan este montaje que la prensa ha destacado como un gesto de reivindicación, un rescate de la cosmovisión mapuche y una mirada a la espiritualidad mapuche. Pero más allá de la fraseología, nos parece que lo mejor de Malen aparece cuando no pretende ser nada de eso. Y que sea danza permite sortear un primer asunto: no habla de nada del modo en que teatro pretende reiteradamente hacerlo. Lo central no son los gestos de resistencia, tampoco la ritualidad mapuche en particular, sino el cruce entre una mirada sobre una tradición milenaria con sus ritos y formas, y una pieza de danza contemporánea. “Los mapuches no sólo están en el campo y desde acá también construimos”, afirmó Curaqueo en una entrevista. Ahí el valor de Malen: no querer decirnos qué y cómo ver.

Hasta el 18 de marzo en GAM.

img_hilda_peña

Hilda Peña

Isidora Stevenson escribió Hilda Peña a partir del tiroteo vivido en 1993 entre carabineros y el Movimiento Juvenil Lautaro, luego del asalto a un banco. El texto fue premiado por la Muestra Nacional de Dramaturgia y tuvo diferentes versiones. Una de ellas fue la realizada por la directora Aliocha de la Sotta (fundadora de Teatro La Mala Clase) quien pone en escena a Hilda (Paula Zúñiga), una mujer peluquera que perdió a su hijo adoptivo en el tiroteo. En el monólogo, tal como en Malen, no interesan los gestos reivindicativos. De hecho, no hay épica, no hay pretensión de resistir a nada. Todo está ubicado en un área más difusa e ininteligible, pero tan simple como una pregunta que Hilda Peña (y nosotros) no podemos responder: ¿qué está sucediendo?

– Entre 22 de marzo y 1 de abril Teatro Mori.

 

Bonus Track: Festival Exit

Una instancia para volver a presentar los egresos de las principales escuelas de teatro de Chile es lo que ofrece Teatro Sidarte. El Festival EXIT, que ya tiene 9 años, presentará durante todo marzo 7 egresos de escuelas de Coquimbo, Valparaíso y Santiago. Gran instancia para ver cómo andan las escuelas, qué problemas estéticos, artísticos y políticos se interesan en trabajar, y sobre todo, gran instancia para darle más espacio a la visibilización y profesionalización del teatro.

– Todo marzo en Sidarte.

Compartir Con: