TOP

Parlamento: ¿Para niños o adultos?

Fuimos a ver “Parlamento” el más reciente trabajo de Tryo Teatro Banda en el GAM. A través de un monólogo nos adentramos en un trozo de historia chilena desconocido para muchos: el Parlamento de Quilin.

 

Un juglar entra a escena viste ropas de otra época. No entendemos muy bien quién es o de dónde viene, pero sabemos que nos viene a contar algo. Así comienza Parlamento, el nuevo trabajo de Tryo Teatro Banda, donde a través de recursos escenográficos como el teatro de sombras, pliegos de papel y numerosos instrumentos musicales, vamos desempolvando la historia del Parlamento de Quilín, también llamado Paces de Quillén.

Los parlamentos, instancias de encuentro entre el pueblo mapuche y los colonizadores españoles durante la época de la Conquista, tenían por objetivo tratar temas de interés común y generar acuerdos para la convivencia en temas fronterizos, de defensa, etc. Particularmente el parlamento de Quilin (que vemos en la obra) trata la historia del Marqués de Baides, Gobernador de Chile quien al ver las fronteras amenazadas por los ingleses, pide ayuda al pueblo mapuche. Lo singular de este parlamento es que el cacique confió en el marqués y este cumplió.

En un principio la soledad de Francisco Sánchez, actor que sostiene los 70 minutos de monólogo, se siente profundamente. El diseño escenográfico parece ser muy grande y parco para su desplante frente al público y su necesidad por acercarnos a jugar como niños, pero en la medida que avanzamos, este mismo diseño confuso, donde se mezcla fondo y forma, se convierte en un lienzo desde donde crear y demostrar que se puede contar una historia desde lo más básico. Recurriendo a la dinámica del juglar, entendido como un intérprete que viene a entretener con diversos recursos mientras narra una gesta histórica, se bate de todas las habilidades musicales y físicas a su disposición para narrar de principio a fin la historia de este Parlamento.

La obra busca instalar una discusión sobre el conflicto mapuche en la actualidad basándose en la premisa de que aquellos parlamentos ocurridos en 1800 podrían ser hoy una solución a las diferencias con pueblo mapuche. Se propone entonces la conversación como (posible) solución al conflicto desde un relato lleno de humor sobre cómo se ha dominado y engañado a los mapuche durante nuestra historia: primero los españoles, luego el Estado de Chile. Pero dicho anhelo por discutir se ve anulado por la moralidad y superficialidad con la que se trata el tema, pues la mera conversación como solución a un conflicto tan agotado como este, hoy parece ser una solución ilusa.

Con todo, parece ser que Parlamento instala la cierta posibilidad de discutir en el teatro sobre el conflicto mapuche, así como también una invitación a reflexionar sobre el teatro, y lo que consideramos público familiar versus general.

Porque a simple vista la obra podría considerarse una obra de teatro familiar con un horario extraño (a las nueve de la noche incluso un domingo). Cabe preguntarse por qué. Y sucede que esta obra mueve algo más allá de lo que ha pretendido, en un plano oculto, pues sin ser un objetivo explícito, logra que nos podamos cuestionar cómo es y cómo se trabaja el teatro familiar.

Resulta que la cartelera de teatro familiar está llena de clásicos universales con enseñanzas morales que se repiten una y otra vez. Es raro ver obras que busquen educar sobre historia, o mejor aún reflexionar sobre la Historia. ¿Por qué los adultos no podemos ver una obra donde nos cuenten un cuento, nos riamos y al mismo tiempo aprendamos algo?

Ahora cabe preguntarse cuáles son y por qué existen esos lugares comunes en el teatro mal llamado infantil y por qué a los teatristas les suena como algo malo.

Parlamento cumple con lo que promete: un juglar cuenta la historia del Parlamento de Quilín de forma entretenida y creativa, tal como la historia muestra que son los juglares, y de pasada deja otras cosas por pensar. El pedazo de historia queda y estoy segura que muchos de los asistentes se fueron averiguando en sus teléfonos sobre los parlamentos mapuche.

Ficha Artística

Dirección: Andrés del Bosque
Asistente de Dirección: José Araya
Dramaturgia: Francisco Sánchez
Elenco y Música: Francisco Sánchez
Diseño Integral: Gabriela González
Producción: Carolina González
Coproducción: Fundación Teatro a Mil

¿Cuándo?

Funciones
del 16 de May al 07 de Jun,
Vi – Do 21:00hrs.

Lugar
Centro GAM
Sala A1, Edificio A, Piso 1

Precios
General: $6.000
Adulto Mayor
Estudiantes: $4.000

¿Dónde?

Actriz. Diplomada en Gestión Cultural por la U. De Chile.